Los diapasones crean un puente entre el Sonido y la estructura de la Materia. Son materiales o físicos por naturaleza, pero, sin embargo, vibran lo suficientemente fuerte como para transmitir esa vibración.

También vibran, como lo hace el cuerpo humano, según las proporciones armónicas específicas que refleje la geometría de su estructura.

El fenómeno de la resonancia simpática se refuerza por su uso en o alrededor del cuerpo. Del átomo a la molécula, de las células al ADN, el cuerpo está hecho de formas geométricas que se ajustan unas con otras para formar el total.

Los diapasones, al coincidir exactamente con la mayoría de las razones y ratios naturales vitales, son capaces de “sintonizar” la vibración del cuerpo y volverla a poner en su vibración “óptima” y sana.

Las Frecuencias transmitidas por los Diapasones son potentes y eficaces para la Terapia del Sonido, y nuestra sugerencia es que se utilicen con otros instrumentos tales como los cuencos cantores y mejor aún con la voz y los cantos armónicos.

Los diapasones emiten sonidos puros, que son representados como ondas puras sinusoidales, es decir, sin armónicos. Pueden ser utilizados de muchas maneras, y no es necesario tener experiencia previa.

Las Frecuencias de los Diapasones en la Terapia
Se pueden dividir en 3 categorías básicas:

  1. Sonopuntura: Se refiere a la aplicación de diapasones en los puntos reflejos del cuerpo. Estos incluyen los puntos de acupuntura, especialmente los puntos Master (SHU) de cada meridiano, los puntos de reflexología podal o manual, de la columna vertebral, los puntos de Shiatsu y cualquier otro punto energético del cuerpo
  2. Osteofonía: He creado este nombre para la aplicación al sistema óseo del cuerpo: el esqueleto, las articulaciones, la columna, esternón etc. Los huesos trasmiten y conducen el Sonido más eficazmente que cualquier otra materia en el cuerpo humano. Para esto se utiliza los diapasones OTTO (según John Beaulieu) y en mi sistema son la familia de los OM-OTTO
  3. Diafonía: Este término inventé para referir a la aplicación de diapasones en los campos energéticos, cuerpos sutiles y los centros energéticos, chacras mayores y menores.

¿Cómo utilizar un diapasón?
Para activar un diapasón, se debe sujetar por el vástago, y golpear el diapasón sobre un bloque duro de goma o madera recubiertos con cuero o tela.

Asegúrate de que la superficie no pueda arañar el diapasón. Golpea el diapasón de tal modo que sólo una de las dos púas toque el bloque, es decir, a 90º a la superficie, ambas púas vibrarán por igual.

Colocar el diapasón activado cerca de los oídos (no a menos de 5cm) ayuda también a equilibrar y regular el metabolismo de todos los órganos que tienen un enlace directo con el nervio auditivo. Esto tiene también un potente efecto regulador en todo el sistema nervioso, creando una profunda relajación o estimulación, dependiendo de qué diapasones se utilicen.

En primer lugar para el uso de los diapasones en el cuerpo físico se puede situar el vástago del diapasón activado en los huesos y articulaciones para restablecer el movimiento y la flexibilidad, y ayudar al desarrollo de tejido conectivo.

Con esto se consigue estimular el flujo de la linfa y la sangre en el área de aplicación acelerando así el proceso curativo, y fomentando una relajación profunda y la eliminación del estrés y de las toxinas de las uniones.

Para aquellos que tienen un conocimiento del trabajo de los meridianos, o por medio de una clara y simple lámina, los diapasones pueden servir de herramientas para practicar una acupuntura vibratoria. Utilizando los puntos “shu” (que son los puntos maestros de cada meridiano), los puntos de Shiatsu, los puntos de reflexología de los pies o la columna, y otros puntos reflejos del cuerpo, se puede enviar una señal vibratoria más fuerte y rápidamente con un diapasón que con una aguja.

Es importante recordar que los diapasones son herramientas, y todas las herramientas se pueden utilizar de una forma totalmente original. Siempre alentamos a los estudiantes a que sigan su intuición y su propio “conocimiento” interior al utilizar los diapasones, y que nunca se limiten al sistema o estructura de alguna otra persona.

Como introducción al poder curativo del sonido, los diapasones son prácticos y agradables de usar. Pueden ayudar a desarrollar la confianza en uno mismo para después probar otras herramientas de sonido como es la voz.

TERAPIA CON DIAPASONES

Ofrecemos una introducción completa de la aplicación terapeutica de varios sistemas de diapasones, normalmente como parte de la Formación completa de Sonoterapia.
Estas Formaciones, que incluyen diapasones, voz, cuencos cantores y otras modalidades de Sonoterapia, se realizan en La Cúpula en formato dos semanas residenciales, o en otros países durante varios fines de semana.
Los diapasones forman uno de los pilares centrales de la Formación.
Las frecuencias de los diapasones se aplican en los campos bio-energéticos que rodean el cuerpo, en puntos reflejos que se utilizan en otras disciplinas como la medicina china, shiatsu, do-in, reflexología podal y de las manos y otros.
También se utilizan en lo que se llama Osteofonía, aplicados a los huesos y articulaciones del cuerpo físico.
Hay juegos de diapasones adapatados para equilibrar y armonizar los chakras y cuerpos energéticos.
Todos estos métodos se incluyen en La Formación de Sonoterapia.

This post is also available in: English