El Poder Terapéutico del Sonido ha sido una parte integral de la civilización humana desde que los primeros seres humanos se asentaron alrededor del fuego hace cientos de miles de años y entonaron sonidos vocáles. Vivimos en un Universo Vibratorio donde no existe ‘la materia’. Todo lo que tocamos, sentimos y percibimos con nuestros 5 sentidos es, ni más ni menos, pura Energía. Incluso las partículas más pequeñas son simplemente energías muy concentradas vibrando muy rápidamente y que percibimos como materia. Todo vibra según y en concordancia con Las Leyes de Creación.

El principio básico de la Sonoterapia es el de la Resonancia, es decir, la razón vibratoria de un objeto o partícula. Todo el Universo está en un estado de vibración constante. Esto incluye a los seres humanos. Cada órgano, célula, hueso, tejido y líquido en el cuerpo vibra.

También los fotones de los campos luminosos y electromagnéticos que rodean el cuerpo tienen su Óptima Razón Vibratoria cuando experimentamos Buena Salud. Cuando perdemos esta vibración óptima (frecuencia sana), es cuando entramos en un estado de “enfermedad”. Es decir que hemos dejado de vibrar en armonía con La Creación.

Sonoterapia funciona través de la resonancia simpática que es cuando una vibración fuerza a un objeto a entrar en sintonía con su vibración. Esto es lo que ocurre siempre cuando escuchamos o recibimos vibraciones en nuestro entorno. La persona u objeto que recibe la vibración pasa a estar en Resonancia Simpática- igualando la razón vibratoria de la Voz, Diapasón, o instrumento musical que emite los Sonidos o vibraciones.

El Sonido se mide en términos de la Frecuencia de sus ondas, en la medida Hz (Hercios)

Sonoterapia o Terapia de Sonido es la aplicación de Frecuencias Sanadoras o Curativas a los cuerpos físicos y sutiles de una persona. Estas frecuencias curativas o terapéuticas se aplican mediante sesiones de Terapia del Sonido en directo, a través de la Voz, Cantos de armónicos vocales, Cuencos cantores tibetanos o del Himalaya, cuencos de cuarzo, monocordios pitagóricos y una gran gama de instrumentos de las tradiciones Chamánicas y Tribus indígenas como el didjeridú de los aborígenes australianos, tambor y flautas Nativas Americanas, maracas y muchos más.

¿Qué son las Frecuencias Curativas?

Son frecuencias que muchos terapeutas, científicos y médicos han descubierto como tal durante años de prácticas y experimentación, en el tratamiento de una larga lista de diferentes enfermedades y malestares tanto físicos como emocionales y psíquicos.

Las Frecuencias Sanadoras mayoritariamente están basadas en Ciclos Naturales de nuestro Planeta Tierra, como es el caso de los instrumentos HarmonicSounds™, específicamente nuestros diapasones para Sonoterapia. Hay  diferentes opiniones y sistemas entre los practicantes de Sonoterapia, hasta información conflictiva y contradictoria.

Nosotros animamos a nuestros estudiantes a investigar a través de la práctica para averiguar cuál sistema les viene mejor o ‘resuena’ con cada uno. En nuestras Formaciones ofrecemos la oportunidad de practicar con varios sistemas con este fin.

Sonidos Curativos – Sonidos que Sanan

Cuando nosreferimos a Ciclos Naturales hablamos de ciclos que ya influyen e implican a toda los Seres Vivos sobre la faz de nuestro Planeta Tierra, ciclos que ya controlan nuestros Biorritmos.

Estos Biorritmos o ciclos Circadianos vibran y resuenan con otros como él de 24 horas de la Tierra sobre su eje, de los 365,25 del Año Solar, de los meses Sinódicos y Siderales de La Luna y de los demás planetas y cuerpos astrales de nuestro Sistema Solar.

Debido al hecho que el sonido se mide en Ciclos por Segundo (Hz) cualquier ciclo se puede convertir en un Sonido dentro del espectro auditivo humano. Esto se puede conseguir aplicando La Ley de la Octava, simplemente elevando o bajando la frecuencia varias octavas.

Los Sonido Curativos son los que, a través de Resonancia Simpática devuelven al oyente u objeto a un estado armonioso con su entorno, La Naturaleza, los ritmos naturales de La Creación y como resultado a un estado de Óptima Salud y Bienestar total.

¿Qué hace un Terapeuta de Sonido? (Sonoterapeuta)

Sonoterapia es una terapia perfectamente complementaria a casi todas las terapias que existen, siendo El Sonido el “Continente” vibratorio del Todo. Tiene el poder de potenciar y amplificar los efectos curativos de masaje y cualquier terapia corporal, Reiki, reflexología, gemoterapia, Flores de Bach y otras esencias florales y herbales y muchos más…

Un Terapeuta de Sonido o sonoterapeuta emplea su voz y otros instrumentos musicales y herramientas, como diapasones, para restaurar y restablecer armonía, coherencia y equilibrio al cuerpo físico y los cuerpos sutiles. Estos instrumentos son muy poderosos a pesar de su sutileza y son capaces de funcionar en las etapas mentales, psicológicas/psíquicas y energéticas. Algunos de estos instrumentos se colocan directamente sobre o en contacto con el cuerpo físico de forma muy placentera para el cliente/paciente como diapasones terapéuticos, cuencos tibetanos y monocordios pequeños para la terapia.

¿Cuáles son los beneficios de la Sonoterapia?

Sonoterapia provoca  profundos estados de relajación que facilitan la sanación de dolores emocionales. Soltar el miedo y dolor, soledad y depresión, limpiar emociones negativas e indeseadas, encontrar la solución para asuntos emocionales con los demás… todos se pueden superar con la sonoterapia. Muchas dolencias y enfermedades físicas crónicas como; dolores musculares, problemas de tejido conectivo, ligamentos y cartílagos, movilidad, enfermedades degenerativas, tinnitus (pitidos en el oído), traumas posquirúrgicso,  son  algunos ejemplos de asuntos que pueden ser tratados eficazmente con terapia de sonido.

Sonopunctura, es decir acupuntura con diapasones sobre los meridianos es también muy efectivo en el tratamiento de muchas enfermedades y síntomas.

¿Cómo puedo ser un Sonoterapeuta o Terapeuta de Sonido?

Formación certificada

Las formaciónes con certificado para ser sonoterapeuta se imparten en La Cúpula, el centro de retiros y cursos situado en Alcalalí, Alicante.

Son foramciones intensivas de dos semanas y hay varias ediciones a lo largo del año.